Llegó el verano, una ocasión ideal para conocer cuánto afecta a la comunidad las altas temperaturas. ¿Qué medidas y hábitos solemos tomar para combatir el calor? ¡No te pierdas los resultados!

 ¿Alguna vez tuviste un golpe de calor? Ante esta pregunta, la mitad de los panelistas declaró nunca haber tenido uno. Pero, entre quienes sí lo tuvieron ¿qué sintieron? La mayoría aseguró haber tenido dolor de cabeza (82% de menciones), otros sensación de sofocamiento (60%), también mareos (57%), náuseas o vómitos (35%), temperatura corporal muy alta (31%), deshidratación (29%), enrojecimiento y sequedad de la piel (21%), confusión y desorientación (15%), y disminución de frecuencia cardíaca (9%). 

¿Modificás tus hábitos ante las altas temperaturas? El 21% de los usuarios manifestó no cambiar su rutina, mientras que un 23% altera muchas de sus conductas y un 56% sólo cambia algunos comportamientos. Principalmente, modifican los horarios en los que hacen algunas actividades, los horarios de las comidas y el tipo de alimentación que ingieren, ya que optan por comidas más frescas y consumen más líquido. Por otra parte, el 75% declaró ser capaz de suspender alguna salida o actividad debido al calor. ¿Vos hacés lo mismo?

Al consultar por las medidas para prevenir un golpe de calor, 9 de cada 10 panelistas aseguró tomar alguna. Las más habituales son: consumir abundante agua durante todo el día (55%), evitar la exposición al sol en los horarios donde está más fuerte (44%), permanecer en lugares frescos o ventilados (43%), usar ropa de telas livianas (41%), consumir más líquidos de lo habitual (39%), evitar comidas calientes y consumir alimentos más frescos (28%), usar ropa de colores claros (24%), ducharse más seguido (23%), evitar la actividad física (23%) y el consumo de bebidas alcohólicas (15%). 

¡Queremos conocer tu experiencia! Dejanos tus comentarios debajo. 

 

Registrate para comentar este artículo