Este mes consultamos a la comunidad sobre los hábitos saludables que más se destacan en nuestra vida diaria ¿Qué importancia le damos a las etiquetas nutricionales y a la actividad física para cuidar la salud? ¡Conocé los resultados!

La concientización por comer bien, sano y equilibrado, es cada vez es más fuerte. ¿Cómo impacta esto en tu día a día? El 85% de los usuarios que participaron en el estudio afirmó comer comidas elaboradas en sus hogares, mientras un 9% consume alimentos congelados y un 7% se inclina por el delivery. En cuanto a la forma de preparación de las comidas, el 81% opta por la cocinar al horno. Además, el 83% dice comer todos los días o hasta 3 o 4 veces por semana productos saludables; las verduras son la opción más mencionada con el 91%, seguidas por las frutas (88%) y los lácteos descremados (61%).

¿Y con las bebidas cómo venimos? El 51% de los panelistas bebe agua de la canilla durante sus comidas, el 26% aguas saborizadas, 23% gaseosas light y el 17% regulares. En relación a las bebidas alcohólicas, el vino es el elegido por el 22% y la cerveza por el 19%. 

Contar con información saludable es la regla para muchos. El 42% busca en internet sobre el consumo de productos, el 36% se fija en las góndolas de los supermercados, y el 27% consulta con un médico o nutricionista. En último lugar se encuentran los que escuchan recomendaciones de amigos y publicidades de televisión (22%) .

¿Qué miramos en las etiquetas nutricionales? Para el 77% es muy importante que los productos tengan en sus envases los valores de las calorías consumidas, 82% se fija en las grasas trans, el 75% en el aporte de fibras, el 81% en los valores nutricionales, el 82% en el contenido de sodio y el 86% los ingredientes. 

Si hablamos de la sal, a 6 de cada 10 usuarios le interesa mucho saber cuánto sodio está consumiendo. En el día a día, el 65% dice agregar sal a las comidas mientras cocina, el 50% prueba la comida primero y luego agrega sal, si es necesario .

En relación a las dietas, 8 de cada 10 panelistas hace alguna habitualmente u ocasionalmente. Asimismo, el 30% dice tener un plan de alimentación saludable, el 58% asegura no siempre poder llevarlo adelante ya que le falta constancia, y el 14% dice comer lo que le gusta sin importarle balancear su ingesta diaria. Complementariamente, el 27% asegura practicar actividad física 1 o 2 veces por semana, el 30% lo hace con mayor frecuencia –de 3 a 7 veces por semana- y el 20% nunca.

Sin lugar a dudas, la alimentación saludable en niños y adolescentes es un tema que nos preocupa a todos. El 96% de los consultados aseguró que es muy importante fomentar esta iniciativa y el 80% dice no haber demasiada información sobre la obesidad infantil. Si bien 8 de cada 10 afirmó que sus hijos tienen una alimentación balanceada, el 93% está muy preocupado por el hábito de la alimentación de los más chicos.

¿Y por casa cómo andamos? ¿Cómo es la alimentación que llevás a cabo? ¿Qué habitos tenés en relación a los alimentos y a las etiquetas que hay en ellos?

Compartinos tu opinión en los comentarios debajo.

 

Registrate para comentar este artículo