Este mes se celebró la Semana Mundial de la Lactancia, una ocasión ideal para conocer la opinión de los usuarios con respecto a sus beneficios y cómo hace la mujer para mantenerla cuando tiene volver a trabajar. ¡Tampoco nos olvidamos del colecho! No te pierdas los resultados.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda extender la lactancia materna hasta los 24 meses de edad del bebé. Al consultar por esta afirmación, un 59% de las mujeres manifestó estar de acuerdo, un 30% se encuentra más neutral (ni de acuerdo ni en desacuerdo) y un 11% no aprobó esta propuesta. Más allá del período que se trate, ¿cuáles son los beneficios que la lactancia conlleva? Las opciones más mencionadas fueron: fortalece el sistema inmunológico del bebé (95,91%), genera el vínculo bebé/mamá (72,64%) y aporta los nutrientes para un desarrollo sano (57,86%).

Al indagar por los tiempos reales de lactancia, el 22% dice haber amamantado a su bebé hasta los 6 meses de edad, el 23% declaró haberlo hecho hasta el año, un 12% hasta los 18 meses y el 24% más de 18 meses. En esta línea, el 60% de las usuarias manifestó que le dio además fórmula a su hijo, siendo la razón más preponderante el hecho de que se quedaba con hambre (40%), un 30% lo hizo por tener que volver a trabajar, y finalmente en un 20% de los casos fue por la recomendación del pediatra. 

Lactancia y trabajo, ¿cómo se llevan? El 60% de las usuarias dijo haber trabajado total o parcialmente durante el periodo de lactancia, y el 37% manifestó no haberlo hecho. Las mamás que trabajaban volvieron a sus actividades cuando el bebé cumplió 3 meses (32%), entre 3 y 6 meses (30% en ambas respuestas) y menos de 3 meses (en el 24% de los casos). La utilización del sacaleche fue la manera elegida para mantener la lactancia (35%) para aquellas que tuvieron que regresar a sus puestos laborales. 

Colecho ¿sí o no?

Es un tema que no deja de generar controversia. Si bien un 47% de las mujeres está de acuerdo con esta práctica, un 32% menciona que no lo está, y un 22% se muestra neutral. Entre sus pros y contras, se encuentran:

• “Es una experiencia integradora para el niño y el padre” (22,07% está muy de acuerdo y 28,07% algo de acuerdo);

• “El niño alcanza un sueño más calmo y profundo (32,24% está muy de acuerdo y 29,97% algo de acuerdo);

• “La mamá puede responder rápidamente a las necesidades del pequeño” (45,23% está muy de acuerdo);

• “La relación con la pareja se ve complicada al no tener intimidad” (34,33% está muy de acuerdo y 35,15% está de acuerdo);

• “Los padres no descansan bien por temor a golpear o aplastar al bebé” (41,69% está muy de acuerdo y 32,97% algo de acuerdo)

• Y finalmente “Es perjudicial para el bebé al existir riesgo de asfixia” (27,25% está muy de acuerdo y 31,06% algo de acuerdo).

Sin caer en fanatismos, ¿cuál es tu opinión sobre este tema? Dejanos tus comentarios debajo.

 

Registrate para comentar este artículo